Ubicación geográfica de Sudán en África oriental

Ubicación geográfica de Sudán en África oriental

Sudán, país ubicado en el continente africano, se sitúa en la región de África oriental, limitando al norte con Egipto, al este con el Mar Rojo, Eritrea y Etiopía, al sur con Sudán del Sur, al oeste con la República Centroafricana, Chad y Libia; y al noroeste con Argelia. Su estratégica ubicación geográfica lo convierte en un punto de encuentro de diversas culturas e influencias, lo que ha moldeado su historia y desarrollo a lo largo de los siglos.

Ubicación geográfica de Sudán.

Sudán es un país situado en el continente africano, específicamente en el noreste de África. Limita al norte con Egipto, al este con el Mar Rojo, Eritrea y Etiopía, al sur con Sudán del Sur, al oeste con la República Centroafricana, Chad y Libia, y al noroeste con Argelia.

En cuanto a sus coordenadas geográficas, Sudán se encuentra aproximadamente entre los 8° y 23° de latitud norte y los 22° y 38° de longitud este. Con una extensión territorial de alrededor de 1.886.068 kilómetros cuadrados, es uno de los países más grandes de África y del mundo.

La geografía de Sudán se caracteriza por la presencia del desierto del Sahara en gran parte de su territorio, especialmente en el norte, mientras que al sur se encuentran zonas más fértiles y la confluencia de los ríos Nilo Azul y Nilo Blanco, que forman el río Nilo, uno de los más largos del mundo y de gran importancia histórica y cultural para la región.

Idioma oficial de Sudán del Sur.

En Sudán del Sur, el **idioma oficial** es el **inglés**. Este idioma fue adoptado como lengua oficial después de la independencia del país en el año 2011. Sin embargo, a pesar de ser el idioma oficial, se hablan numerosas lenguas nativas en Sudán del Sur, reflejando la diversidad cultural y lingüística de la nación.

Aunque el inglés es el idioma oficial utilizado en los asuntos gubernamentales, la administración pública y la educación, es importante destacar que la mayoría de la población en Sudán del Sur habla lenguas indígenas como el dinka, el nuer, el bari, el zande, entre otros. Estas lenguas son fundamentales en la vida cotidiana de las distintas comunidades y desempeñan un papel crucial en la preservación de la identidad cultural de los diferentes grupos étnicos en el país.

Es relevante señalar que el multilingüismo es una característica distintiva de Sudán del Sur, donde se estima que se hablan más de **60 idiomas diferentes**. Esta diversidad lingüística es un reflejo de la rica historia y herencia cultural de la nación, y destaca la importancia de promover la coexistencia pacífica y el respeto por las diversas lenguas y culturas presentes en el país.

Aprender más:   Localización geográfica de Hungría

Sudán antes de su división: Historia del nombre del territorio africano.

Sudán, antes de su división en dos países en 2011, tiene una rica historia que se remonta a la antigüedad. El nombre «Sudán» proviene de la palabra árabe «bilād as-sūdān», que significa «la tierra de los negros». Este término era utilizado por los árabes para referirse a las tierras al sur del desierto del Sahara, habitadas por poblaciones de origen africano.

La región que hoy conocemos como Sudán ha sido habitada desde la época prehistórica, con evidencias de asentamientos humanos que datan de miles de años atrás. Durante la antigüedad, el territorio de Sudán estuvo influenciado por civilizaciones como la de Kush, que se desarrolló en la región del Alto Nilo y tuvo su apogeo entre los siglos VIII a.C. y IV d.C.

Posteriormente, Sudán fue parte del Imperio de Aksum, que dominó la región entre los siglos IV y VII d.C. Durante la era islámica, Sudán se convirtió al islam y estuvo bajo la influencia de diversos reinos y sultanatos. En el siglo XIX, la región fue invadida por los otomanos y posteriormente por los británicos y egipcios.

La división de Sudán en dos países, Sudán y Sudán del Sur, se llevó a cabo en 2011 tras un largo conflicto civil. Esta división se debió en gran parte a diferencias étnicas, culturales y religiosas entre el norte, de mayoría árabe y musulmana, y el sur, donde predominan los grupos de origen africano y practicantes de religiones tradicionales y cristianismo.

Sudán se encuentra estratégicamente ubicado en el continente africano, específicamente en África oriental. Limita al norte con Egipto, al este con el Mar Rojo, Eritrea y Etiopía, al sur con Sudán del Sur, al oeste con la República Centroafricana, Chad y Libia, y al noroeste con Argelia. Esta posición geográfica ha influido en la historia, la cultura y la economía del país, al ser un importante punto de encuentro de diversas influencias regionales. A lo largo de los años, Sudán ha desempeñado un papel clave como nexo entre el norte de África y el África subsahariana, lo que ha moldeado su identidad y su desarrollo.