La Cultura Argárica en Murcia: una mirada al pasado prehistórico de la región

La Cultura Argárica en Murcia: una mirada al pasado prehistórico de la región

La Cultura Argárica en Murcia ofrece un fascinante vistazo al pasado prehistórico de esta región del sureste de la Península Ibérica. Sus vestigios arqueológicos revelan una sociedad avanzada y misteriosa que habitó estas tierras hace milenios. En este breve recorrido, exploraremos las características y legado de esta cultura, invitando al lector a sumergirse en un viaje en el tiempo para comprender mejor nuestras raíces históricas en la región de Murcia. ¡Acompáñanos en este apasionante viaje al pasado!

La Cultura del Argar: Características y Desarrollo

La Cultura del Argar fue una civilización de la Edad del Bronce que se desarrolló en la región de Almería, en el sureste de la Península Ibérica, durante el II milenio a.C. Se caracterizó por su organización social jerarquizada, su economía basada en la metalurgia y su notable desarrollo en agricultura y comercio.

Características de la Cultura del Argar:

  • **Sociedad jerarquizada:** Se caracterizaba por la presencia de una élite dominante que controlaba los recursos y la fuerza de trabajo, así como por la existencia de una clase social subordinada.
  • **Economía basada en la metalurgia:** Destacaba por su habilidad en la producción de objetos de bronce, como armas, herramientas y adornos, lo que evidencia un alto grado de especialización.
  • **Desarrollo agrícola:** Cultivaban cereales, vid, olivo y leguminosas, lo que les permitía sostener una economía diversificada y autosuficiente.
  • **Comercio:** Mantenían intercambios comerciales con otras regiones del Mediterráneo, lo que les permitía acceder a materias primas y productos exóticos.
  • **Arquitectura:** Construyeron poblados fortificados, como el Cerro de Montecristo, y enterramientos colectivos, como los tholoi, que evidencian su organización social y religiosa.

Desarrollo de la Cultura del Argar:

Durante su desarrollo, la Cultura del Argar pasó por diferentes fases, como la fase inicial (2200-1900 a.C.), la fase plena (1900-1600 a.C.) y la fase final (1600-1300 a.C.). En su apogeo, la Cultura del Argar alcanzó su máximo esplendor, con una red de asentamientos consolidada, una economía pujante y una marcada identidad cultural. Sin embargo, hacia el final de su existencia, se observa un debilitamiento de su estructura social y un posible impacto de factores como conflictos internos o influencias externas.

Localización de la Cultura del Argar.

La **Cultura del Argar** fue una civilización prehistórica que se desarrolló en la región sureste de la península ibérica durante la Edad del Bronce. Su localización principal se sitúa en lo que hoy en día corresponde a las provincias de Almería, Granada y Murcia.

Esta cultura se caracterizó por su organización social jerarquizada, con una élite dominante que controlaba la producción y distribución de recursos, así como por su economía basada en la agricultura, la ganadería y la metalurgia del bronce.

Aprender más:   El misterioso sarcófago de Chernóbil: historia y significado

En cuanto a su distribución geográfica, la Cultura del Argar se concentraba en un territorio del sureste peninsular que abarcaba desde el valle del río Almanzora en Almería hasta el valle del río Guadalentín en Murcia. Se han identificado diversos asentamientos y necrópolis que evidencian la presencia de esta cultura en la zona.

La sociedad argárica se organizaba en torno a núcleos urbanos fortificados, como el conocido yacimiento de El Argar, que constituían centros de poder político, económico y religioso. Además, se han encontrado evidencias de una red de intercambio comercial con otras regiones del Mediterráneo, lo que sugiere que la Cultura del Argar mantuvo contactos con otras civilizaciones de la época.

Actividades económicas predominantes en los poblados de la cultura argárica.

La cultura argárica fue una civilización de la Edad del Bronce que se desarrolló en la región del sureste de la península ibérica, específicamente en lo que hoy es la provincia de Almería, entre los años 2200 y 1550 a.C. Las actividades económicas predominantes en los poblados de la cultura argárica estaban estrechamente relacionadas con la agricultura, la ganadería y el comercio.

En los poblados de la cultura argárica, la agricultura era una de las principales actividades económicas. Cultivaban principalmente cereales como la cebada y el trigo, así como legumbres, vid y olivo. El sistema de regadío era fundamental para el éxito de la agricultura en esta región, por lo que desarrollaron avanzadas técnicas de canalización y almacenamiento de agua.

En cuanto a la ganadería, los argáricos criaban principalmente ovejas, cabras, cerdos y vacas. La ganadería era una fuente importante de alimento, pero también proporcionaba materia prima para la confección de tejidos a partir de la lana y la piel de los animales.

El comercio fue otra actividad económica destacada en los poblados de la cultura argárica. Estos poblados mantenían contactos comerciales con otras regiones del Mediterráneo, intercambiando productos agrícolas, ganaderos y artesanales. Se han encontrado evidencias de intercambio de cerámica, objetos de metal y productos exóticos como marfil y ámbar.

El final del texto sobre «La Cultura Argárica en Murcia: una mirada al pasado prehistórico de la región» podría enfatizar la importancia de preservar y estudiar el legado de esta civilización para comprender mejor la historia y la evolución de la región de Murcia. Asimismo, se podría destacar la relevancia de continuar investigando y excavando yacimientos arqueológicos para seguir descubriendo más aspectos sobre la vida y las costumbres de los antiguos pobladores argáricos. Concluyendo, se podría resaltar la riqueza cultural y el valor patrimonial de la Cultura Argárica en Murcia, invitando a seguir explorando y difundiendo este fascinante periodo de la historia prehistórica de la región.

Aprender más:   Antigua Ciudad de Egipto: Historia y Monumentos Emblemáticos